viernes, 11 de diciembre de 2009

El jardín de Michelle Obama

Huerto orgánico en la Casa Blanca









Getty Images
Michelle Obama se ha encargado de sembrar vegetales orgánicos en su jardín.


Michelle Obama, Primera Dama de Estados Unidos, lanzó la pasada primavera un proyecto para crear en el ala sur de la Casa Blanca un jardín orgánico con la ayuda de estudiantes de primaria que entendieran así la importancia de una buena alimentación.

Para educar

Entre todos plantaron brócoli, pimientos, tomates, zanahorias y lechugas con ayuda de jardineros expertos que además comentaron en su momento las ventajas de plantar y cosechar en casa ingredientes saludables y sin químicos de por medio.

Pero el jardín de la Casa Blanca tiene una historia mucho más profunda. Algunas verduras del jardín que con tanto amor cuida Michelle Obama con sus hijas nacieron directamente de semillas que vinieron de Monticello, casa del tercer presidente de Estados Unidos Thomas Jefferson ubicada en la cima de las montañas de Charlottesville, Virginia.

El jardinero jefe de Monticello ha proporcionado semillas de algunos de los vegetales favoritos de Jefferson, incluyendo lechugas 'pelotas de tenis' y espinacas espinosas.

"Thomas Jefferson, más que cualquier otro hombre, ha cambiado la forma en que comemos en este país y la forma en que cultivamos los alimentos", dijo el chef asistente de la Casa Blanca Sam Kass a AOL News.

Otros presidentes como George Washington también fueron jardineros. Según el blog oficial de la Casa Blanca, Washington se rehusó a un tercer mandato como presidente, en parte, porque perdió su jardín en Mount Vernon.

En otros tiempos, incluso el presidente John Adams se encargó de uno, mientras Woodrow Wilson llevó a la Casa Blanca algunas ovejas para fertilizar la tierra. Otra primera dama, Eleanore Roosevelt, en 1943 quiso uno, que denominó "jardín de la victoria" durante la Segunda Guerra Mundial.

En tiempos más recientes, los Clinton prepararon uno de pequeñas proporciones sobre el techo de la Casa Blanca precisando que no querían afectar la estética del lugar.

En los 3,608 pies cuadrados de jardín crecen brócoli, guisantes, pimientos, coles, zanahorias, tomates, batatas, arándanos y una variedad de hierbas. De este huerto se alimenta la primera familia y los invitados en las cenas de estado, y algunos vegetales van a un comedor de beneficencia local.

Michelle dijo, en la presentación de la cosecha veraniega, que hizo esfuerzos para cambiar los hábitos alimenticios de su familia durante la campaña presidencial, añadiendo más frutas y verduras, disminuyendo el azúcar y los alimentos procesados y comiendo menos fuera de casa. "He visto algunos resultados realmente inmediatos con sólo cambios pequeños, así que pensé ayudar a otras familias para que aprendan esto en mi papel como primera dama".

"Pensé que esta sería una forma divertida e interesante para hablar a los niños sobre la alimentación saludable y la nutrición. El Presidente y el Congreso van a comenzar a abordar la reforma de salud, y estas cuestiones de la nutrición, el bienestar y el cuidado preventivo va a ser el centro de muchas conversaciones. Son temas que me preocupan mucho, sobre todo cuando afectan a los niños de América", comentó Obama.

Hasta la fecha, el jardín de la Casa Blanca ha producido más de 400 libras de productos. El Presidente Barack Obama dijo recientemente que él y la primera dama buscan la creación de un mercado de granjeros en las afueras de la Casa Blanca, donde se puedan vender alimentos de la huerta y de los agricultores locales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.