sábado, 25 de febrero de 2012

Casaplanta

Casaplanta

miércoles, 13 de julio de 2011

¿Qué hacen los amantes del jardín cuando han terminado su trabajo?


 A los amantes del jardín, ¿qué les gusta más de su jardín? ¿Cuál es la tarea de jardinería más tediosa? Una vez han terminado el trabajo diario, ¿cómo pasan el tiempo en su jardín?

Propietaria del jardín: Anna-Karin Alphand

Pie de foto: El jardín de Anna-Karin Alphand se extiende en las colinas de los Alpes franceses. Ubicación
Saint Chaffrey, en el sur de los Alpes, Francia  

Describa su jardín
Mi jardín se encuentra al sur de los Alpes franceses. En algunas zonas es un poco empinado, pero hemos tratado de hacerlo lo más útil posible. Tiene aproximadamente 2000 m2 con una gran zona de césped, un seto de pinos y alerces, que son típicos de esta región. El jardín también tiene árboles frutales y abedules. Tenemos una gran terraza de piedra, en la que pasamos mucho tiempo.

¿Qué es lo que más le gusta de su jardín?
Tenemos mucho espacio y unas vistas maravillosas del valle y las montañas. Lo que más me gusta es mi herbario. Cultivo menta, tomillo, cebollino, perejil, eneldo, albahaca y otras hierbas aromáticas. Me encanta plantar flores nuevas y cuidarlas. Mis últimas adquisiciones son rosales, altramuces y peonías.

¿Qué tarea de jardín le parece la más tediosa? Quitar las malas hierbas del césped puede ser complejo cuando la tierra está muy seca, como en verano. Ahora mismo estoy batallando con los dientes de león, que invaden el césped todos los veranos.

¿Qué le gusta hacer cuando ha terminado con las tareas del jardín?
A mi familia y a mí nos gusta pasar el tiempo en la terraza. Hacemos barbacoas, tomamos el aperitivo o simplemente disfrutamos de las vistas.

 

Propietario del jardín: Martin Magnusson

Pie de foto: El jardín de Martin Magnusson transmite una «sensación de parque» y varios árboles frutales.Ubicación
Kungälv, Suecia

¿Cómo es su jardín? Es un jardín llano de aproximadamente 1300 m2, situado a la derecha del río Nordre Älv, en la parte antigua de Kungälv. El jardín se creó en los años treinta del siglo pasado, y parece un parque con caminos empedrados y muchos árboles frutales. La zona cercana al río es una pradera con abedules, sauces y lirios de los valles.

¿Qué es lo que más le gusta de su jardín?
Es muy amplio y transmite una «sensación de parque». Me apasionan los rosales trepadores y las clemátides, que he plantado cerca de la casa. Espero que no se acerquen los ciervos.

¿Qué tarea de jardín le parece la más tediosa? Cortar el césped me quita bastante tiempo, aunque acabo de encontrar una solución a este problema. Acabo de comprar un cortacésped automático que se encargará de cortar el césped en mi jardín y en el de mi hermano, que vive justo al lado. Además, me gustan todas las tareas de jardinería, incluso quitar las malas hierbas. Es una forma de relajarme y de tener algo útil que hacer cuando estoy en el jardín.

¿Qué le gusta hacer cuando ha terminado con las tareas del jardín?
Me gusta pasar tiempo con mis amigos, tomar una cerveza, hacer una barbacoa o jugar.

 

Propietaria del jardín: Mareth Rådenmark

Pie de foto: El lugar preferido de Mareth Rådenmark es el invernadero.Ubicación
Hovås, Suecia

¿Qué tipo de jardín tiene? Cuando nos mudamos a esta casa hace ocho años, estaba recién construida y no había jardín. La casa está construida sobre una colina, de modo que empezamos por contratar una excavadora para crear un jardín de dos niveles y poder aprovecharlo al máximo. Tiene unos 900 m2 y se encuentra en una calle transitada. Hemos logrado convertirlo en espacio privado plantando ligustro perenne y árboles y construyendo un invernadero.

¿Qué es lo que más le gusta de su jardín?
El invernadero. Mi marido y yo lo construimos hace seis años y ha resultado ser una gran contribución al jardín. Hasta finales de otoño lo utilizamos como atrio. Lo hemos amueblado con unas cómodas butacas una pequeña mesa y velas. En el invernadero cultivo, entre otras, uvas, higos, chiles y farolillos.

¿Qué tarea de jardín le parece la más tediosa?
La verdad es que me gustan todas las tareas de jardinería. Ni siquiera me importa quitar las malas hierbas.

¿Qué le gusta hacer cuando ha terminado con las tareas del jardín?
Sentarme en el invernadero con mi marido y mi hijo, con un buen libro entre las manos, encender las velas y ver cómo cae la noche.

 

Propietaria del jardín: Anneli Andersson

Pie de foto: Anneli Andersson cultiva más de 24 tipos distintos de bambú en su jardín de Portugal.Ubicación
Cascais, Portugal

Describa su jardín
Es un jardín llano de unos 1000 m2 bastante fácil de cuidar. Antes plantaba muchas flores pero ahora prefiero las plantas verdes. Cultivo palmeras, varios tipos de bambú, uvas y agapantos. También tenemos un pino precioso, que iluminamos por las noches y un ficus de más de 10 metros de altura.

¿Qué es lo que más le gusta de su jardín? Me encantan mis bambús. Ahora tengo 24 variedades, y una de ellas es el precioso bambú marmóreo. Los he comprado a un proveedor del sur de Portugal que habitualmente solo sirve a mayoristas. Los bambús son muy fáciles de cuidar: solo hay que regarlos. Las plantas están bonitas todo el año.

¿Qué tarea de jardín le parece la más tediosa?
Quitar el musgo de las partes umbrías de mi césped y, por supuesto, quitar las malas hierbas. Es un trabajo interminable...

¿Qué le gusta hacer cuando ha terminado con las tareas del jardín?
Tengo mucha suerte porque trabajo desde casa, así que puedo pasar mucho tiempo en mi jardín. Durante las estaciones cálidas estoy fuera prácticamente todo el tiempo. Habitualmente estoy bajo la sombrilla, con el ordenador sobre las piernas.

domingo, 5 de junio de 2011

Orquídea, la planta del mes de junio

La Phalaenopsis, además de elegante, el regalo perfecto
Se ve como una hermosa mariposa volando, eso explica su nombre, traducido del griego. Las Phalaenopsis tienen flores de colores en forma de alas de mariposa y es una de las plantas más populares para regalar. No es de extrañar, esta orquídea es vista como un regalo muy personal que representa la amistad y la solidaridad, por esa razón es la elegida para el mes de junio.

En realidad, las Phalaenopsis son un regalo ideal, una planta de flores hermosas, de fácil cuidado y que florece varias veces. El número de variantes en cuanto a forma de la flor y el color han sido innumerables, con lo que puede encontrar aquella que mejor se adapte a su gusto personal y estilo, o al de la persona a la que se la desea regalar. Simbólicamente, esta flor, representa la conectividad, la feminidad, la autoestima y la cooperación.

Una compañera de casa con estilo




Esta planta fue descubierta hace unos 400 años, a través de la exploración de las selvas tropicales de Asia, y traída a Europa Occidental. Desde entonces, simboliza la feminidad, la cooperación, el afecto, el compromiso, la elegancia y la dignidad. Así que, tener una Phalaenopsis no es solo obtener un buen amigo, sino también una compañera elegante, con la que compartir el espacio.

Alegría
Las Orquídeas son una opción rápida y acertada a la hora de hacer un regalo, sin duda alguna, no decepcionará. Los estudios han revelado que, el agraciado que ha recibido una orquídea, se recuerda mucho más de la persona que se la ha regalado, con solo ver la planta, que si le objeto hubiera sido por ejemplo un libro, es decir, la sensación y los sentimientos que evoca son aún mayores cuando se regala una planta con flores. Con este acto se trasmite también, a pesar de la distancia, un pedazo de felicidad.



Cuidados
Las Phalaenopsis gozan de un mayor crecimiento y floración cuando la temperatura ambiente oscila sobre los 20º C. Soportan algo de luz solar directa pero sin ser demasiado fuerte, por eso es aconsejable ubicarla cerca de la ventana. Las Phalaenopsis necesitan poca agua, regarlas una vez a la semana será suficiente, además de añadirle algo de sustrato especial para orquídeas de vez en cuando, lo que asegurará una buena floración, pero hay que evitar el ambiente seco, en ese caso, hay que pulverizarlas con agua blanda. A todas las plantas, y en especial a las Phalaenopsis, no les gustan los ambientes cargados, por eso es importante airear el lugar a diario pero sin perder la humedad que tanto necesitan. Los tallos pueden llegar a florecer cada dos o tres meses, pero cuando las nuevas flores sean cada vez más pequeñas podremos podar los tallos, la parte que se haya secado, y con esto conseguirá que la planta se fortalezca. Si aún así la planta no floreciera, entonces puede colocarla durante los meses de otoño en una estancia fría, a 15º C y con poca agua, para luego pasarla a un ambiente más cálido y conseguir así el renacer de la Phalaenopsis con nuevos brotes.

lunes, 11 de abril de 2011

La primavera y el césped

Principios de primavera
  • Con la llegada de la estación, la hierba empieza a crecer mas activamente. Éste es un buen momento para comenzar a desherbar y abonar el césped. 
  • Si el tiempo es seco, se debe empezar a regar y a segar con la frecuencia necesaria para que la hierba no crezca demasiado, pero nunca por debajo de los 2 - 3 cm. 
  • Aplicación correcta del abono. No se debe abonar el césped si esta lloviendo. Cuando se abona el suelo, la hierba debe estar seca y el suelo húmedo. Si no lloviera en los dos días siguientes a la aplicación del abono, es imprescindible regar el césped para que el fertilizante penetre en el suelo.
  • Altura de corte del césped:


Mediados de primavera
  • Durante estos días hay que continuar con las siegas y los riegos, pero aumentando la frecuencia según las necesidades de crecimiento de la pradera. 
  • Como norma general, a mediados de primavera, la siega se hará semanalmente.
  • Ademas, éste es el mejor momento para el desherbado o eliminación de las malas hierbas.
  • Utilización de un herbicida selectivo. El herbicida se aplica de 1 a 3 días después de la última siega. Cuando se emplea, el tiempo debe ser seco, caluroso y sin viento. Ademas, el suelo debe estar húmedo y la hierba seca. Si lloviera intensamente después del tratamiento, el efecto del herbicida podría neutralizarse. 

Final de primavera 
  • Al terminar la estación se debe aumentar el ritmo de la siega hasta llegar a las dos veces por semana (frecuencia propia del verano). Si el tiempo es muy seco, conviene aumentar los riegos.
  • Es también el momento de efectuar los abonados que el suelo aprovechara en el verano y de aplicar los fertilizantes de acción rápida, en el caso de que el césped esté descolorido.
  • Se deben recortar los margenes de vez en cuando y seguir controlando las malas hierbas. 

jueves, 24 de marzo de 2011

Plantas invasoras

Por Alfredo Ara, paisajista de Casaplanta

Hasta hace pocos años no teníamos clara conciencia de que vivimos rodeados de especies vegetales foráneas e invasoras. En Galicia nos ha costado ver el peligro de este hecho, ya que el 95 % de los bosques de nuestro entorno (y en las Rías Baixas incluso más), lo forman monocultivos de rápido crecimiento, quedando manchas residuales de bosque autóctono. 

Cortaderia selloana

Pero las plantas invasoras están ahí, acechando y esperando pacientemente la oportunidad para reproducirse. Muchas de ellas son bonitas especies utilizadas en jardinería, que en un ambiente cerrado como suelen ser los jardines, no tienen peligro, pero al asilvestrarse, se propagan muchas veces descontroladamente debido a la ausencia de elementos naturales que las controlen (condicionantes ambientales, parásitos, depredadores…) que existen en sus parajes de origen. Y  el problema es que estas ocupan sus nuevos hábitats desplazando a las especies autóctonas y desequilibrando la naturaleza hasta límites a veces catastróficos. No es admisible ver el problema y no hacer nada.

Carpobrotus edulis

Imaginemos que soltamos unos pequeños caimanes en un río de Galicia, se adaptan y empiezan a crecer y a proliferar. Sería una curiosidad entretenida verlos desde un puente tomando el sol, pero el peligro para las especies allí residentes es evidente. Nosotros tenemos muchas especies  (más de las que nos imaginamos) colonizando nuestro medio ambiente. Entre ellas están la hierba de la Pampa o plumero (Cortaderia selloana) por todos conocida. Pero hay otras como  la uña de león (Carpobrotus edulis) frecuente en los arenales y dunas, el Polygonum conocido “gramon”, los bambús, las diversas especies de acacias, la Tradescantia que prolifera en zonas sombrías y húmedas, etc, etc.

Acacia dealbata

Plantas afectadas por Polygonum (gramon)

Los organismos públicos empiezan a tomar medidas y a organizar campañas para erradicar estas especies para que no sigan proliferando y dañando a las autóctonas.

Tradescantia
Phylostachis (bambú)

El ayuntamiento de Vigo nos acaba de solicitar colaboración para localizar ejemplares de Cortaderia para su eliminación. Esta planta puede verse actualmente casi en cualquier lugar: parques públicos, ríos, márgenes de carreteras y autopistas, taludes, escombreras… y lo peor es que la mayoría de ellas, nadie las plantó. Debemos de colaborar al menos concienciando a la gente de que no es recomendable su expansión incontrolada, ya que es muy complicado y costoso su control y mientras tanto es nuestra naturaleza la que padece las consecuencias.

domingo, 6 de febrero de 2011

Cítricos en las Rías Baixas

Por Alfredo Ara, paisajista de Casaplanta
 
Dentro de Galicia, el cultivo de los cítricos está restringido a las zonas costeras y de interior con baja altitud, donde los inviernos suelen ser relativamente suaves y el peligro de heladas escaso o nulo. Todos sabemos que el cultivo de naranjos y limoneros es típico de la cuenca mediterránea (Valencia, Murcia, etc.). En las Rías Baixas, atendiendo a los índices bioclimáticos como son las temperaturas medias mínimas, media de las máximas, ausencia de heladas, pluviometría, horas de luz, etc., disponemos de un clima “mediterráneo húmedo” (datos extraídos del libro Bioclimatoloxia de Galicia, de Alejo Carballeira).


Gracias a ello, tenemos la posibilidad del cultivo de estas hermosas especies árboles y arbustos como son por ejemplo el naranjo, limonero, pomelo, lima, kumquat, calamondín, etc.
 





La verdad es que estas plantas se desarrollan, vegetan y fructifican en nuestro clima sin mayores problemas. Solo tenemos que tener en cuenta unos pequeños detalles a la hora de elegir su situación dentro de la huerta o jardín:
  1. Orientación: ha de preverse a la hora de elegir una situación para situar nuestro cítrico, que los extremos de temperaturas mínimas durante el invierno pueden llegar a dañar los brotes jóvenes de las planta si es que descienden de los 0º grados centígrados. Por ello, como norma general, debemos situarlos protegidos de los vientos del norte, que como todos sabemos son los mas fríos durante la estación invernal.
  2. Condiciones edáficas: Los cítricos necesitan terrenos con drenen perfectamente. No soportan zonas encharcadizas, humedales, terrenos muy arcillosos o cualquier situación que provoque exceso de humedad en la zona radicular, ya que son propensos a la pudrición de raíces. Ello provoca crecimientos raquíticos, amarillamiento general de la planta, clorosis e incluso la muerte por inanición.
  3. Fertilización: no son excesivamente exigentes. Si el terreno es medianamente fértil, se realizará un abonado de fondo con algún abono orgánico bien digerido y posteriormente abonados periódicos con algún abono de síntesis especifico para cítricos, que suelen contener además de nitrógeno fósforo y potasio (elementos básicos), otros microelementos como son el magnesio, el boro y sobre todo el hierro. Este último es muy importante dado que los terrenos de nuestra zona suelen ser deficitarios de él. Por ello conviene administrar un complejo como por ejemplo el quelato de hierro disuelto en el agua de riego de 2 a 3 veces al año. Estas enmiendas férricas la podrá encontrar fácilmente en su centro de jardinería habitual. 

domingo, 23 de enero de 2011

Jardinería Atlántica

Por Alfredo Ara, paisajista de Casaplanta
 
En este artículo trataremos sobre la jardinería en la franja Atlántica de la península, que en principio no sufre la carencia de agua atroz de otras zonas de España, ya que el clima es más benigno. En la zona norte (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco), se han usado tradicionalmente ciertas especies vegetales inusuales en el resto de la península.


Todos nos hemos preguntado porqué no hay camelias ni rododendros en el Levante, con lo bonitos que son… La respuesta es, que estas especies “acidófilas” necesitan un tipo de suelos frescos y sobre todo con un pH ácido, además de una determinada humedad ambiente e insolación.  
Gracias a nuestras condiciones de suelo y clima, podemos disfrutar de hermosas plantas como la camelia, azalea, rododendro, hortensia, etc. El privilegio de su utilización da como resultado jardines espectaculares como los de los Pazos de Galicia. 
Actualmente insistimos en su empleo, con una concepción más moderna y novedosa; estas mismas plantas. De ahí el concepto de jardinería atlántica. Jardines con mucha personalidad que emplean especies dignas de un palacio.


 
Tienen estos jardines un aspecto fresco y natural, con dominio de los verdes en todas sus tonalidades, con floraciones puntuales de las hortensias, calas, magnolias, etc. No predominan los tonos cálidos sino infinitas gamas de verde que aportan los acebos, boj, gardenias, etc. todo ello combinado con las praderas y las grandes caducifolias como el tilo, serbal, cerezos, abedules, etc. Tampoco faltan las especies perennes como la magnolia grandiflora, camelia, laurel, acebo y coníferas como el cedro.


 
La presencia del agua y de la piedra también son importantísimas. Un estanque, fuente o riachuelo le imprimen al jardín un aire casi romántico. No hay nada más bello que una fuente cubierta de musgo entre viejos árboles y con la compañía de helechos, hortensias y agapantos. Tenemos un clima privilegiado que nos permite cultivar casi cualquier especie ornamental. Aprovechemos esta oportunidad para disfrutar de nuestras especies de clima atlántico.
Se ha producido un error en este gadget.