jueves, 24 de marzo de 2011

Plantas invasoras

Por Alfredo Ara, paisajista de Casaplanta

Hasta hace pocos años no teníamos clara conciencia de que vivimos rodeados de especies vegetales foráneas e invasoras. En Galicia nos ha costado ver el peligro de este hecho, ya que el 95 % de los bosques de nuestro entorno (y en las Rías Baixas incluso más), lo forman monocultivos de rápido crecimiento, quedando manchas residuales de bosque autóctono. 

Cortaderia selloana

Pero las plantas invasoras están ahí, acechando y esperando pacientemente la oportunidad para reproducirse. Muchas de ellas son bonitas especies utilizadas en jardinería, que en un ambiente cerrado como suelen ser los jardines, no tienen peligro, pero al asilvestrarse, se propagan muchas veces descontroladamente debido a la ausencia de elementos naturales que las controlen (condicionantes ambientales, parásitos, depredadores…) que existen en sus parajes de origen. Y  el problema es que estas ocupan sus nuevos hábitats desplazando a las especies autóctonas y desequilibrando la naturaleza hasta límites a veces catastróficos. No es admisible ver el problema y no hacer nada.

Carpobrotus edulis

Imaginemos que soltamos unos pequeños caimanes en un río de Galicia, se adaptan y empiezan a crecer y a proliferar. Sería una curiosidad entretenida verlos desde un puente tomando el sol, pero el peligro para las especies allí residentes es evidente. Nosotros tenemos muchas especies  (más de las que nos imaginamos) colonizando nuestro medio ambiente. Entre ellas están la hierba de la Pampa o plumero (Cortaderia selloana) por todos conocida. Pero hay otras como  la uña de león (Carpobrotus edulis) frecuente en los arenales y dunas, el Polygonum conocido “gramon”, los bambús, las diversas especies de acacias, la Tradescantia que prolifera en zonas sombrías y húmedas, etc, etc.

Acacia dealbata

Plantas afectadas por Polygonum (gramon)

Los organismos públicos empiezan a tomar medidas y a organizar campañas para erradicar estas especies para que no sigan proliferando y dañando a las autóctonas.

Tradescantia
Phylostachis (bambú)

El ayuntamiento de Vigo nos acaba de solicitar colaboración para localizar ejemplares de Cortaderia para su eliminación. Esta planta puede verse actualmente casi en cualquier lugar: parques públicos, ríos, márgenes de carreteras y autopistas, taludes, escombreras… y lo peor es que la mayoría de ellas, nadie las plantó. Debemos de colaborar al menos concienciando a la gente de que no es recomendable su expansión incontrolada, ya que es muy complicado y costoso su control y mientras tanto es nuestra naturaleza la que padece las consecuencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.