sábado, 8 de enero de 2011

LAS PLANTAS ARTIFICIALES

Por Alfredo Ara, Paisajista de Casaplanta
 
Ni se imaginan la de veces que he visitado a clientes, que quieren poner plantas naturales en portales, despachos y oficinas, pero que no reúnen las mínimas condiciones de iluminación necesarias para mantenerlas adecuadamente. Tras recomendarles honradamente que renuncien a su idea, el siguiente paso es ofrecerles que pongan una planta artificial. La respuesta es siempre la misma: ¡quita, quita, que horror! 

Entonces es el momento de insistir un poco para que pasen por nuestra instalaciones para ver que lo que tenemos. Y entonces el panorama ya cambia.
 

La imagen que tenemos preconcebida de lo que es una planta artificial, queda desbaratada. El cliente se encuentra con una oferta de plantas de calidad superior, que en algunos casos les cuesta creer que no son naturales. Uno de estos ejemplares correctamente instalado en un bonito soporte, es algo, que resuelve las expectativas del cliente.  
 

Lo que en principio resulta un poco superior en precio a lo que es una planta natural, a la larga, resulta un ahorro, ya que mantendrá su buen aspecto durante mucho tiempo y no tendrá apenas mantenimiento.
 
Los motivos, supuestamente ecológicos, a renunciar a esta opción, caen por tierra cuando les dices que, el tener una planta natural en un lugar inadecuado, provoca que ésta esté sufriendo y muriendo poco a poco. Lo que conseguimos es, tener una planta fea durante meses o años, que en vez de decorar, provoca espanto.


 
No piensen con ello que soy un detractor de las plantas naturales; nada mas lejos de la realidad. No hay nada más bello que la naturaleza. Mi vocación me ha llevado aquí, a vivir por y para las plantas. Pero cuando no se puede….no se puede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.