lunes, 26 de abril de 2010

El jardín ecológico

  • La jardinería ecológica se basa en jardines y técnicas para mantenerlos de una manera racional y respetuosa con el entorno. Se pretende ahorrar agua y evitar el uso de productos fitosanitarios y fertilizantes químicos.


  • Evita en todo momento el despilfarro de agua.

  • Utiliza preferentemente plantas autóctonas. Por ejemplo, si vives en un clima de tipo Mediterráneo, especies como el Romero, Tomillo, Salvia, Espliego, etc., son autóctonas. Las especies autóctonas que requieren menos mantenimiento puesto que son más resistentes a la sequía, a los suelos, a las plagas, a las enfermedades, etc.

  • Agrupa las especies en el jardín según sus necesidades de agua:

    - Una zona seca donde estén juntas las especies autótonas y xerófitas.

    - Una zona de riego medio donde se agrupan plantas con necesidades medias de agua.

    - Una zona húmeda para las que precisen riego regular (si es que las incluyes en el jardín, puede ser todo de "zona seca").

  • En los bordes del césped que es donde cae más agua, aprovéchalo para plantar la que más agua necesiten.

  • Protege del viento, ya que es un gran secante para las plantas. Setos, masas de árboles, vallas, lámina de brezo, cañizos, etc.

  • Con el sistema de riego por goteo se ahorra agua y las plantas aprovechan mejor toda la que les llega al ser localizado.

  • Riega por la mañana temprano o al atardecer, nunca al sol. El riego automático con programador permite regar de noche y evitar la fuerte evaporación del día producida por el sol y el viento.

  • Acostumbra tus plantas a poco riego. Si quieres convertir un jardín "normal" a uno de poco riego hay que "acostumbrarlas" progresivamente en varios años para que desarrollen raíces más profundas.

  • Usa Plantas Tapizantes, también llamadas Alfombrantes, para cubrir el suelo, en lugar de césped.

  • Instala farolas y balizas fotovoltaicas que se alimentan de energía solar.

  • En Jardinería Ecológica no se aconseja usar fertilizantes químicos. En el cultivo ecológico se abona con abonos orgánicos y abonos minerales naturales.

  • Elabora compost casero reciclando los restos vegetales, como ramas de la poda, el césped segado, hojas, restos de comidas, etc.

  • El acolchado o mulching consiste en recubrir el suelo del pie de las plantas con distintos materiales, a modo de capa de 5 a 15 cm de espesor. Los materiales para acolchado o mulching pueden ser:

    - Cortezas de pino trituradas
    - Acículas de pino
    - Turba, mantillo, compost
    - Hojas
    - Hierba
    - Gravas y guijarros de colores
    - Puzolana volcánica negra
    - Paja, serrín...

  • El acolchado ahorra trabajo porque hay que regar menos al conservarse la humedad de la tierra, salen menos hierbas y no hay que labrar el suelo.

  • En jardines naturales se deja la base de los árboles llena de hojarasca.

  • Evita el uso de herbicidas.

  • Las Hierbas Perennes que rebrotan una y otra vez, agótalas a base de escardas con la azada cada vez que salgan, se irán debilitando progresivamente y cada vez habrá menos.

  • Una malla antihierba es muy útil para macizos de arbustos, para rocallas, para jardines de cactus, en caminos de grava, etc.. El acabado estético se consigue cubriéndola con cortezas de pino, con chinos, con gravas...

  • El césped está contraindicado en Jardinería Ecológica.

  • El césped requiere mucho mantenimiento: riego, abono, siega, perfilado, aireado, escarificado, resiembras, control de plagas y hongos y es el principal consumidor de agua del jardín.

  • Hay otras alternativas al césped para cubrir el suelo como son:

    - Plantas Tapizantes
    - Masas de arbustos
    - Cortezas de pino
    - Gravas y áridos decorativos
    - Pavimentos

  • Si no vas a renunciar a él, destina una superficie pequeña, lo imprescindible para las necesidades familiares, quizás la zona central, alrededor de la piscina y algunas zonas más.

  • Escoge una mezcla de césped que sea resistente a la sequía.

  • Acostumbra al césped a poca agua para que sus raíces profundicen más. No riegues con tanta frecuencia.

    Plagas y enfermedades

  • Los insectos, hongos, bacterias y virus atacan preferentemente a las plantas débiles.Por tanto, para prevenir problemas nada mejor que tener las plantas fuertes y vigorosas.

  • Compra plantas de calidad, bien criadas, lozanas y con raíces no congestionadas. Inspecciónalas por si traen alguna enfermedad, plaga o herida.

  • Las especies autóctonas son más resistentes a las plagas y enfermedades que las especies exóticas. Úsalas en tu jardín.

  • Si la planta es de sombra, no la plantes al sol. Ejemplo, una Hosta se quema a pleno sol la mayor parte del día y estaría débil.

  • Elige especies adecuadas a las características del suelo de tu jardín. Por ejemplo, la carencia de Hierro (clorosis férrica), generalmente causado por ser un suelo calizo combinado con especies suceptibles. Por tanto, en este tipo de suelos no plantes acidófilas como Hortensia, Gardenia, Azalea, Rododendro, Brezo, Camelia, etc.

  • Hay mezclas de césped para sombra, otras son más adecuadas para soportar mucho pisoteo, para resistir la sequía, etc. Siempre hay que elegir lo adecuado para que no sufra y sea presa fácil de los parásitos.

  • No plantes muy denso. Esto provoca competencia entre los individuos por el espacio, el agua, los nutrientes y al final resultan plantas débiles y delgadas, lo cual las hace más susceptibles a plagas y enfermedades.

  • Si un hongo ha acabado con una planta infectando las raíces, no vuelvas a plantar lo mismo en el mismo sitio, o si lo haces, sustituye la tierra por otra.

  • Es un error plantar un rosal en el mismo lugar que ocupó otro durante más de 6 años. La tierra contiene hongos y está "agotada".

  • El riego excesivo acarrea la pudrición de las raíces y que se "malacostumbren" al riego, sufriendo cuando les falte un cierto tiempo. Tampoco deben pasar sed las plantas.

    ¿Como curar plagas y enfermedades?

  • Emplea lo menos posible productos fitosanitarios o, si puede ser, nada. El empleo masivo de insecticidas, herbicidas, fungicidas, etc. impacta en el medio y hay riesgo para las personas y los animales, especialmente para los niños pequeños que todo lo tocan y se lo llevan a la boca. Además las plagas se van haciendo más fuertes y resistentes.

  • Emplea insecticidas y fungicidas usados en Agricultura Ecológica: Cobre (Caldo Bordelés), Azufre, Purín de Ortigas, Jabón de potasa, Bacillus thuringiensis (Insecticida biológico), etc.

  • Nuestro objetivo no debe ser eliminar el 100% de los individuos, sino mantener la plaga dentro de unos límites aceptables.

  • Mucha gente utiliza los plaguicidas como último recurso, para salvar las plantas en casos de infección o infestación grave. A veces es díficil prescindir de ellos, por ejemplo, ante la Mariposa del Geranio; o en climas muy húmedos, en primavera, para el Mildiu de la patata que si no se aplican fungicidas, lo coge casi siempre.

  • Repasa las plantas y captura a mano todo lo que puedas: escarabajos, orugas, gusanos, caracoles y babosas... Quita Cochinillas.

    Fuente: Infojardín

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.